El PSC decide, M. Dolores García, La Vanguardia, 19.11.13

El PSC decide

M. DOLORES GARCÍA

LA VANGUARDIA, 19.11.13

El PSC ha decidido. Ha decidido descolgarse del proceso soberanista emprendido por Convergència y Esquerra. Durante meses ha coqueteado con el llamado derecho a decidir. No en vano el 80% de la población catalana se manifiesta a favor. Incluso entre los votantes de Ciutadans hay un porcentaje nada desdeñable que lo apoya. ¿Quién se atreve a ir contracorriente cuando el planteamiento se presenta impecablemente democrático?

Pero durante este tiempo el derecho a decidir ha proporcionado también a varios partidos un cobijo seguro para no ofrecer un plan político. La marcha de los socialistas pone más contra las cuerdas a los que quedan en el barco: CiU, ERC, ICV y la CUP. Para acordar la pregunta de un referéndum deberán transigir en equilibrios semánticos que desencantarán a más de uno. Y si no llegan a un pacto, la sensación de ridículo empañará la imagen de Catalunya.

El paraguas del derecho a decidir ya no sirve para esconder las diferencias. Cuando ERC lo usa está refiriéndose al derecho de autodeterminación sin cortapisas, unilateral, cuando lo hace el president Mas alude a una consulta permitida por el Estado que, hoy por hoy, es inviable. Ambos imprimen prisas al proceso, azuzados por un activo y considerable sector de la sociedad catalana. En cambio, cuando el PSC dice defender el derecho a decidir sólo habla de una consulta para refrendar un pacto político previo.

Bajo el paraguas del derecho a decidir también se cobijan los críticos del PSC, si bien su malestar con la dirección viene de lejos, como viene de lejos la propia crisis del partido, cuya sangría de votos empezó con el segundo tripartito. Pero si en cualquier otra formación los díscolos son arrinconados, Montilla hizo lo contrario y colocó a exponentes de esa corriente como consellers en proporción superior a la de su representatividad en el PSC. El gesto fue leído como una jugada para mantenerles a raya, pero les proporcionó una tribuna que amplificó sus mensajes.

Muchos de esos críticos destacan por su experiencia política y capacidad comunicativa. Algunos viven a diario en sus territorios la presión del independentismo. Ahora bien, también los hay que se resisten a dejar paso, que no acaban de asumir que el PSC ya no es el gran partido capaz de situar dirigentes en puestos respetados, con lo que eso supone de pérdida de influencia, y que se aferran a su cuota de protagonismo ganada a pulso de discrepancia.

El PSC dejó claro el domingo que no va a flirtear más con CDC en el proceso soberanista por muchas sirenas que entonen el canto del derecho a decidir. Quizá sea el final de la indefinición a la que algunos atribuyen su declive. O quizá sea el mayor error que ha cometido en los últimos tiempos. Pero el PSC ha ejercido su derecho a decidir y el marcado es 83%-13%. Montserrat Tura tuiteó que lo ocurrido en el consejo nacional le produjo gran tristeza. ¿La votación? ¿la derrota? Sin embargo, si desea remontar el vuelo, al PSC le queda lo más difícil: No dejar atrás a un sector valioso en Catalunya y evitar a toda costa la ruptura con el PSOE.

Nombre al alza en el PSOE

Los posibles candidatos para las primarias del PSOE a la presidencia del Gobierno son de sobras conocidos: Carme Chacón, Eduardo Madina, Patxi López… Pero en el PSOE empieza a despuntar una generación relativamente joven que busca cada vez más protagonismo interno, como el diputado por Navarra, Juan Moscoso, de 47 años, hijo del exfiscal general del Estado Javier Moscoso, o el propio secretario de organización, Óscar López, de 40 años.

La huelga de una semana

Aunque sólo los consellers de Empresa, Felip Puig, y Economia, Andreu Mas-Colell, salieron a criticar muy educadamente la posibilidad de una huelga de una semana en Catalunya para reclamar la consulta, lo cierto es que en CiU están encantados con las declaraciones del líder de Esquerra, Oriol Junqueras, porque consideran que puede contribuir a frenar la fuga de sus votantes hacia las siglas republicanas.

Navidad con pregunta

Falta un mes para que CiU, ERC, ICV y la CUP intenten ponerse de acuerdo sobre la fecha y la pregunta de la consulta soberanista. El objetivo del Govern es -a día de hoy- celebrar la Navidad con ese trabajo listo, ya que en principio se trataría de aprobar la pregunta y la fecha en la reunión del Ejecutivo catalán prevista para el 23 de diciembre.

Advertisements