La realidad y el guionista, Lluís Foix, La Vanguardia, 9.07.15

La realidad y el guionista

LLUÍS FOIX
LA VANGUARDIA, 9.07.15

Si llega a presentarse una lista única, soberanista, sin políticos profesionales, se pondrá de manifiesto que los políticos son prescindibles o son incapaces de resolver los problemas que afectan y preocupan a los ciudadanos. Cuesta seguir el hilo conductor de la política catalana a sólo 80 días de las elecciones que serán autonómicas pero que el sobe­ranismo ha decidido que sean plebis­citarias.

Las elecciones sirven, entre otras cosas, para echar gobiernos o para confirmarlos. También para promover las nuevas alianzas que la aritmética parlamentaria permita. Hay que partir de la base de que el Govern de Artur Mas es el que conduce el tren que ha pasado por las estaciones del derecho a decidir, por la consulta participativa del 9-N y ahora se dirige hacia las plebiscitarias del 27 de septiembre. No es un partido o un movimiento el que lidera el proceso, sino que es el presidente de la Generalitat el que busca complicidades entre los políticos, las instituciones civiles y la ciudadanía.

Sorprende que a estas alturas Artur Mas no responda si se presentará o encabezará una lista en las elecciones.

La lista del president no es posible. Tampoco la lista con el president merecería apoyos suficientes. Si Artur Mas quiere encabezar una lista, también lo pretenden Oriol Junqueras y otras formaciones. Se consulta a la ANC y a Òmnium y las respuestas no son categóricas a favor de Mas. El diputado de la CUP Quim Arrufat propuso en sesión parlamentaria que no constaran políticos en la lista.

No me negarán que hay una cierta confusión en medio de una campaña electoral que empezó a principios de año y que se prolongará hasta el 27 de septiembre. No fue una buena ocurrencia convocar unas elecciones a nueve meses vista. A lo largo de ese tiempo ha habido, como es lógico, discrepancias y contradicciones. Habría que cerrar los grandes temas antes de las vacaciones de agosto. Uno de ellos es acordar qué tipo de candidatura o candidaturas soberanistas tendremos.

Si es la lista sin políticos, se habrá escogido una salida ciertamente innovadora. En el momento en que sean elegidos se supone que ejercerán como políticos. Sorprende tanta improvisación, tantas incógnitas y tanta inseguridad. Cada vez que se han abierto las urnas desde las elecciones del 2012 el partido de Mas ha perdido fuerza. En las europeas y en las municipales. Barcelona se le fue de las manos.

En todo este periodo se ha lastimado el PSC. Joan Herrera y Dolors Camats se han diluido en el movimiento de Ada Colau, una franquicia de Podemos. CiU se ha roto. Unió se ha dividido y Duran intentará arañar votos y algún escaño. Ciutadans es la tercera fuerza en Barcelona y la CUP se consolida. El PP será residual y parece que CDC no constará en las listas, las que fueren, de las próximas elecciones. La realidad ha superado la imaginación del mejor guionista.

Advertisements