Iceta plantea un nuevo acuerdo político contra el abismo de la ruptura, Iñaki Ellakuría, La Vanguardia, 30.10.15

Iceta plantea un nuevo acuerdo político contra el abismo de la ruptura

El PSC avisa que recurrirá a todas las vías legales para oponerse a la secesión

IÑAKI ELLAKURÍA
LA VANGUARDIA, 30.10.15

El Partido Socialista enarbola en España la bandera de la reforma federal como respuesta a la cuestión territorial, y en Catalunya, un mes después de las elecciones del 27­S, está decidido a articular una alternativa transversal a cualquier proyecto o deriva que ponga en riesgo la convivencia y abogue por la desobediencia del marco legal y la ruptura unilate­ral con España. Una “aliança del seny i pel catalanisme” que Mi­quel Iceta, primer secretario del PSC, presentó ayer en Barcelona con la legitimidad de ser “la pri­mera fuerza de izquierdas del Parlament” y con la mano tendi­da a los votantes y dirigentes de Ciutadans, Unió, Catalunya Sí que es Pot, e incluso a “una parte significativa de las personas que votaron a Junts pel Sí”, así́ como sindicatos, entidades sociales, asociaciones culturales y patro­nales.

En su exposición en un abarro­tado auditorio del Col·legi d’Ad­vocats, en el que estaba presente la plana mayor del PSC, amen del líder de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, y los dirigentes de Unió, Benet Maimí y Fèlix Riera, el líder del PSC ha llamado a con­ formar una nueva “mayoría so­cial” para, desde las bases del ca­talanismo, se aparquen las “utopías imposibles” y garantice la estabilidad política, social y económica, para encontrar desde el dialogo y el pacto un nuevo enca­je de Catalunya en el conjunto de España.

Los únicos que no “podrán sen­tirse cómodos” en ese nuevo es­pacio de encuentro, subrayó Ice­ta, serán los que defienden la “secesión unilateral” y los que rechazan que en la actualidad “existen problemas” entre Cata­lunya y el resto de España. Para el dirigente socialista la cuestión catalana es el principal problema político al que se enfrenta España en estos momentos. Y eso requie­re una respuesta “política” y no jurídica.

Defensor de la reforma federal, a la que el PSC y el PSOE fían bue­na parte de sus esperanzas elec­torales el 20­D, admitió́ la viabili­dad de otros planteamientos, co­mo el confederalismo que plantea Unió el derecho a decidir desde el acuerdo con el Estado que defiende Podemos. “Hay otras soluciones posibles a la re­ forma federal de la Constitución que nosotros planteamos, ¿por qué no podemos compartir estas ideas con otros partidos?”, se pre­guntó el líder socialista.

Iceta rechazó, en este sentido, cualquier tentación frentista y repitió́ en diferentes momentos que la cuestión es sumar, acordar un nuevo marco de trabajo político mayoritario y que evite la fragmentación de la sociedad catala­na. Para ello Iceta, que citó como referentes a la Mancomunitat y la Generalitat recuperada en la Transición, consideró indispen­sable volver a las bases del catala­nismo político y plantear, entre otras cuestiones, la reivindicación de una mejora del modelo de financiación, el reconocimiento de la “singularidad catalana”, y reforzar las actuales competen­cias. “Debemos volver al catala­nismo no independentista, al ca­talanismo político de la mejor tradición que tan beneficioso ha sido para Catalunya y para el con­junto de España, sin renuncias sobre los objetivos pero con prag­matismo para alcanza avances factibles y seguros”, dijo.

En su intervención, reprochó a los “profetas del desastre” que en los últimos anos hayan estado ali­mentando el discurso de confrontación y ruptura, dirigiendo a Catalunya hacia un “callejón sin salida” que la puede forzar a co­meter algunos errores pretéritos de los que, señaló Iceta, debería haber tomado ya buena nota.

“Cuando los catalanes hemos estados divididos no hemos avan­zado, cuando las instituciones ca­talanas abandonan la legalidad acaban siendo derrotadas y el autogobierno retrocede”, advirtió́.

Una vez definido el pacto transversal, Iceta fijó la posición que tiene y tendrá́ el PSC ante el desafío independentista plantea­do por Junts pel Sí y la CUP. Con­cretamente sobre la propuesta resolución que llama a desobedecer la legalidad vigente en su camino hacia la secesión, Iceta avi­só que utilizaran todos los meca­nismos políticos y jurídicos, entre ellos recurrir al Tribunal Consti­tucional, para desmontar una propuesta “que no tiene el aval mayoritario de los ciudadanos de Catalunya”.

Asimismo, dijo que si el 20­D surgen de las urnas un nuevo go­bierno de España presidido por Pedro Sánchez, el PSOE y el PSC “no negociaran” nada que facilite la secesión de Catalunya, ya que, insistió́, los catalanes han expre­sado en las urnas mayoritaria­mente “que no quieren separarse del resto de España”.

“En el marco de la Constitución y de la legalidad democrática, los socialistas estamos dis­puestos a hablar de todo y con to­dos hasta la extenuación para encontrar una solución”, aseveró.

Muy duró se mostró Iceta en su análisis de la actuación y la es­trategia adoptada por el presi­dente de la Generalitat en funcio­nes, Artur Mas, a quien le recordó́ que “ganar las elecciones habilita para gobernar, no para saltarse la legalidad democrática y llevar a Catalunya al despeñadero”.

El primer secretario del PSC calificó el pacto entre Junts pel Sí y la CUP de “estrambótico” y afir­mó que la presente legislatura ha nacido “muerta” ya que un posi­ble gobierno independentista no garantiza estabilidad.

Anuncis