La respuesta, las ciudades, Fèlix Riera, La Vanguardia, 22.03.16

La respuesta, las ciudades

FÈLIX RIERA
LA VANGUARDIA, 22.03.16

Nuestra continuidad histórica depende más de la ciudad que de la nación. Esta fuerza de gravedad de la ciudad sobre los individuos es una expresión universal. La ciudad siempre proyecta el espíritu del ­individuo de la mano de la novedad. La ciudad se comporta como un rastreador de nuevas sensibilidades que, luego, se elevan en el conjunto de la sociedad y la transforma.

Cuando vemos cómo se está gobernando en nuestros principales municipios, en Tarragona (gobierna el PSC con apoyo de UDC y el PPC), en Lleida (el PSC con Ciutadans), en Girona (CDC y el PSC) y en Barcelona (Barcelona en Comú con apoyo de PSC y ERC de forma cambiante), constatamos hasta qué punto la política se funda en esta mentalidad abierta de las ciudades. La riqueza de pactos no se ha de ver tanto como renuncia ideológica, sino como la capacidad de hacer posible lo posible. Concretar la acción de gobierno con pactos, donde lo que impera es la urgencia por resolver los problemas y no ejercitarse en hacer ruido con disputas esencialistas y cerradas. La pregunta que surge en la mente de muchos ciudadanos es cuánto deberemos esperar para que la lógica política imperante de las ciudades llegue al resto de instituciones del país. Como podemos advertir, las ciudades de Catalunya están cogobernadas por todos los partidos políticos, sin excepción, pues todos constatan que la complejidad del país debe corresponder a soluciones complejas para su gobernabilidad.

La sociedad flotante en la que estamos instalados, consistente en que los individuos se encuentran en suspenso en relación con la realidad, a la espera de un acontecimiento que los vuelva a implicar en el devenir de la sociedad, obliga a la política a actuar con responsabilidad para garantizar el bien común para el mayor número de ciudadanos.

Actuación política que implica la supresión de todo prejuicio y contener a los fantasmas que asuelan a la sociedad en el pasado. La respuesta a la política catalana para avanzar en la gobernabilidad se encuentra en las ciudades y el partido, el común denominador de los nuevos pactos en las ciudades, es el PSC, que ha comprendido que, con esmero y paciencia, es posible compartir el espacio político para gobernar con los otros.

Advertisements